marisaroma

Aprendiendo español juntos

¨Amor sin barreras¨ reimaginada

A Nueva York, semejante a otras ciudades, hay varias pandillas. Sin embargo, no hay pandillas más famosas que las de Los Jet y Los Shark. Los Jet se forman de unos americanos jóvenes. No tienen que hacer nada más que andar las calles del bajo oeste de Manhattan buscando problemas. La mayoría de los dueños de las tiendas en esta área saben que los jóvenes no son personas malas, pero la policía siempre les vigila para cualquier mal acto. Se pone nerviosa cuando Los Jet se acercan a sus enemigos, Los Shark.

Los Shark consisten de puertorriqueños, ambos los recién llegados y los que nacieron en Nueva York – los nuyorriqueños. Se odian a Los Jet porque éstos piensan que son mejores de todos los demás. Los Jet son ciudadanos verdaderos y esto les da más derecho al control de las calles de Nueva York. De hecho, esto no es verdad, porque los puertorriqueños pueden viajar y trabajar libremente a los EEUU y son ciudadanos también (no importa dónde se nacen). Sin embargo, como muchos americanos, Los Jet no están de acuerdo con esta idea.

Un día, Mike, un miembro de Los Jet, intentó hacer algo que hacen pocos miembros de la pandilla: encontrar trabajo. Fue un trabajo fácil, lavando platos en un restaurante. Sin embargo, el jefe empleó a otro. ¡Empleó a un Shark! Aparentemente, lo convencieron al puertorriqueño aceptar un menor sueldo que pidió Mike. Cuando uno se está cerca a la pobreza, como un cuarto de los puertorriqueños estadounidenses, hay que aceptar trabajos como vengan. De todas maneras, enfadado, Mike dijo al líder de su pandilla, Riff, que debería hacer algo para castigar a Los Shark. ¡No pueden venir a este país y robar los americanos de los trabajos!

Aunque Riff no soportaba la vida de un trabajador, estaba de acuerdo que tenían que castigarles. Dijo a todos Los Jet que se reunieran al club esta noche para declarar ¨una guerra¨ contra Los Shark.

Llegaron al club con un grupo de quince personas, incluyendo Riff, Mike, y un joven que se llamaba Tony. Tony estaba intentando separarse de la pandilla, pero Riff le convenció acompañarles esta noche… Cuando Riff y los demás fueron a buscar el líder de Los Shark, Bernardo, Tony se quedó en el suelo de baile, solo.

Después de mirar los bailadores por un rato, Tony se dobló para buscar alguna comida. De pronto, se chocó con una persona. Estaba al punto de decir ¨perdóname¨ cuando su voz le falleció. La persona era una chica, ¡no! … una mujer. La más bella mujer que había visto en su vida. Tenía pelo castaño, ojos marrones, y labios rojos y brillantes. Y su vestido… ¡ay! ¿Qué importaba qué llevaba la mujer? ¡Tony iba a la casa de ella esta noche!

La mujer recuperó el uso de su lengua antes de Tony. ¨Hola, soy Maria.¨

¨Hola Maria. Soy Tony… Te adoro.¨

Ahora, probablemente estás pensando que Tony está loco. Acaba de conocer a esta chica y ya piensa que la adora. Sin embargo, ya es joven y a veces la mente no es la única pensamiento para uno. De todas maneras, Tony tenía suerte porque Maria le respondió ¨Te amo.¨

Pocos minutos después, los dos estaban bailando juntos. ¨Ah Maria, tus ojos brillan como el sol sobre los templos aztecas de su país.¨

Maria paró y se separó de Tony. ¨No soy mexicana. Soy puertorriqueña.¨

¨¿Estos son casi la misma cosa, verdad? Los dos son latinos,¨ dijo Tony confundido.

¨¡Americanos! Nadie aquí puede diferenciar entre culturas latinas. Soy de Puerto Rico, un país isleño. México es el país bajo de los EEUU. Es una lastima que no sepa esta diferencia, pero… eres guapo y puedo perdonarte.¨

¨Oh… Tus ojos brillan como … ¿el sol reflejándose sobre las arenas hermosas de tu país?¨

¨Mejor.¨

Al mismo tiempo que estaban discutiendo esta problema común, Los Jet y Los Shark terminaron planes para reunirse a medianoche dos días después para luchar por control de la área. Regresaron al suelo de baile y de pronto Bernardo se enojó. ¨Hermana, ¡¿qué haces?! ¡Aléjate de ese hombre ahora mismo!¨ La agarró y todos Los Shark se fueron diciendo ¨hasta dos días Jets¨.

Otra vez regresado al barrio de los puertorriqueños, Bernardo averiguó que Maria estaba encerrada en su dormitorio. Llamó por teléfono a su novia, Anita. ¨¿Qué debo hacer con mi hermanita? ¿Qué dijo mi familia cuando hablamos por Skype mañana? No puedo decirles que su hija estaba bailando con un americano. Qué desgracia.¨

¨¿Por qué hay que decirles qué ocurrió? No es su preocupación. Maria ya es adulto,¨ respondió Anita como si fuera hablando a un niño.

¨¿No es su preocupación? Por supuesto les afectan. Somos una familia y no tenemos secretos. Cada decisión hay que ser hecho por la familia entera. Es la razón por qué hablamos todos los días.¨

¨Nardo, vimos en el siglo XXI en los EEUU. Somos independientes. Mira, mi familia ha vivido en este país por una generación y ya hemos adoptado la estructura familiar de nuestros vecinos. Hablamos una vez cada semana. No es un problema. Tenemos trabajos y amigos. No tenemos tiempo para esperar las opiniones de todos para hacer una decisión. Cuando mi primo tenía problemas encontrando una escuela buena para su hija no esperó la opinión de mi familia. Tuvo que buscar muy lejos de aquí para encontrar un barrio dónde no hubiera problemas con crimen y educación mala para inmigrantes que no sepan mucho inglés, pero en fin, él y su familia se mudaron a otra ciudad sin ´el permiso´ de mis tíos.¨

¨Has vivido aquí por demasiado tiempo Nita. Hay que regresar a Puerto Rico donde hay más oportunidades para nosotros. ¿Quieres ir allá conmigo durante tu próxima vacación?¨

¨Vale. Me suena bien.¨

Mientras Bernardo hablaba con Anita, Maria sacó su celular y llamó a Tony. ¨Tony, soy Maria. No puedo salir de mi dormitorio pero quería oír tu voz otra vez.¨

¨¡Maria! Me alegro de oír tu voz también. ¿Quieres salir conmigo hace dos días? Podemos comer juntos y después andar en el parque. ¿Qué te parece?¨

¨Perfecto. Hasta dos días.¨

Sin embargo, dos días después fue la fecha para ¨la guerra¨ entre Los Jet y Los Shark. Se reunieron en el parque central y empezó luchando. Desafortunadamente, Tony y Maria estaban andando en la misma área (después de haber comido en un restaurante cerca) y Tony intentó parar la pelea. Tony, Riff y Bernardo fueron apuñalados y muertos antes de que Maria pudiera convencer a las pandillas que tenían que olvidar sus diferencias.

Y aquí terminamos, con tres muertos, una chica con el corazón roto, otra con una promesa incumplida y mucho papeleo para la policía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on April 24, 2015 by in Hispanic Minorities.
Follow marisaroma on WordPress.com
%d bloggers like this: