marisaroma

Aprendiendo español juntos

Los sefardíes después de 1492

Migración

En 1492 cuando los reyes católicos expulsaron a los judíos, había una gran migración alrededor del mar mediterráneo. Algunos judíos cruzaron el estrecho de Gibraltar para instalarse en el norte de África. Otros aceptaron el bautismo pero continuaron practicando su culto en secreto. Poco a poco, esos conversos huyeron al norte de Europa (a ciudades como Amsterdam y Hamburgo) para continuar su viaje al nuevo mundo.

En el nuevo mundo se instalaron en el caribe, en ciudades como Curaçao, y desde allá fueron a las Américas. La mayoría de los que negaron convertirse al cristianismo fueron al único lugar que les ofrecía los bienvenidos: el imperio otomano. En particular, fueron a ciudades como Estambul y Salónica. Ésta tuvo tantos judíos que fue nombrado ¨La república judía¨. Sin embargo, durante la segunda guerra mundial, la presencia judía en el imperio se desapareció cuando los judíos fueron forzados a vivir en campos de concentración.

Las nuevas vidas

Antes de la guerra, los judíos en Salónica eran la mayoría. La lengua popular de la ciudad era el castellano. Cuando los alemanes invadieron, pensaban que el judeoespañol parecía demasiado al hebreo y prohibieron la lengua. Hoy en día, tenemos la primera generación de judíos que tienen que aprender el ladino en una escuela. Pueden entender la lengua que está hablado por sus padres y abuelos, pero no saben hablarla.

Al contrario de Salónica que adoptó la cultura judía, otras ciudades preferían una fusión de culturas. Curaçao, una ciudad del Caribe, parece mucho a Amsterdam porque era una de los lugares que aceptaron a los judíos después de la expulsión. Era familiar y cómodo para los judíos. Sin embargo, esta cultura mezcló con la cultura del caribe para crear una identidad nueva para los judíos. De hecho, muchos de ésos cambiaron sus costumbres judíos para ¨modernizar¨ su religión. Por ejemplo, dejaron de separar los sexos cuando rezaron. Querían una vida nueva y moderna, la cual podían encontrar en el nuevo mundo.

Los judíos en el caribe no eran los únicos para cambiar su identidad después de la migración. Semejante a los nuevos caribeños, los judíos en Bosnia (Sarajevo) aceptaron el país como parte de su nueva identidad. Aunque muchos de ellos tuvieron la oportunidad de regresar a España durante la guerra civil de Bosnia, muchos eligieron regresar a Bosnia. Como otros judíos, éstos tenían una religión y lengua única, pero no una patria específica.

La ciudad vieja

Antes de la expulsión, Toledo era una ciudad de judíos. Eran la mayoría, pero durante la noche, la ciudad se convirtió en una ciudad cristiana. Todos tuvo que adorar al Dios católico y los edificios judíos tuvieron que cambiar su nombre para no ser destruidos. Es así que la Iglesia de Santa María la Blanca permanece hasta hoy. Ésta era un templo construido en el siglo XII, y cambió su nombre después de 1492.

Toledo tomó influencia de la cultura árabe igual que la cultura judía. Aunque esas culturas desaparecieron de noche, han regresado después de años. Hoy en día se puede encontrar todo tipo de artefactos judíos vendidos en la ciudad. Además, regresó a ser la capital de los sefardíes después de la invasión de Salónica.

La lengua de los sefardíes

Los sefardíes trajeron son ellos su lengua no importa donde fueron después de salir de España. Esa lengua permanece hoy en día. Para saber más de esa lengua, visita a esas páginas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on June 23, 2015 by in Tres religiones.

Navigation

Follow marisaroma on WordPress.com
%d bloggers like this: